La Ayunoterapia: Los beneficios y perjuicios
  canarito.com

La Ayunoterapia: Los beneficios y perjuicios



Es el último grito en el mundo de las dietas, se llama Ayunoterapia y despierta tantas filias como fobias entre la comunidad científica. Para muchos, “privar al organismo de alimento de forma voluntaria –con la consiguiente alteración hormonal y endocrina– es una auténtica aberración”

Para otros, sin embargo, se ha convertido en una forma de perder peso, prevenir enfermedades y poner al cuerpo en punto muerto. Gracias a esta acción, siempre supervisada por un especialista, es posible eliminar toxinas, recuperar la forma física y mental, además de ayudar a prolongar la longevidad. En palabras del médico naturista Pablo Saz, “estar sin comer, durante períodos breves, hace que se activen una serie de genes reparadores que a largo plazo nos protegen del envejecimiento y las enfermedades”.

Pero esta fiebre por el ayuno no es algo nuevo en países como Rusia, Alemania o Francia. Es más, se trata de una tradición. En el país galo, por ejemplo, cuentan con una federación –’Jeûne et Randonnée’ (Ayuno y Senderismo)–,donde están afiliadas más de 80.000 personas. Esta práctica se realiza en 35 centros especializados enclavados en algunas de sus zonas más bellas y agrestes con una media de 500 pacientes al año. En ellas, los usuarios deciden cómo y cuándo se someten a la ayunoterapia.

Menos ‘zen’ resulta el ayuno para los rusos. Se practica en el Sanatorio Goriachinsk de Moscú y consiste en beber únicamente agua, durante una media de 12 días. Lo sorprendente es que casi en dos tercios de los pacientes –aquejados de diabetes, hipertensión, reuma y alergias– desaparecen los síntomas después de una o dos curas. Pero ¿cómo es esto posiblenbsp;“Desde el punto de vista de la teoría de la evolución, nuestro organismo está más preparado para soportar la carencia de comida que la abundancia de la misma. Este mecanismo está escrito en nuestro genes y si lo entrenamos, se vuelve a poner en marcha”, explica Saz a este medio.

En realidad, es lo mismo que sucede natural e involuntariamente cuando tenemos alguna infección –un simple catarro–, perdemos el apetito y necesitamos beber mucho líquido. “Entonces, se activan nuestros genes reparadores, que tienen además capacidad antitóxica. De esta forma se ponen en marcha todos los órganos excretores –piel, pulmones, hígado, vesícula, riñones e intestinos–, para eliminar todos los tóxicos, desechos y sustancias nocivas acumuladas como consecuencia de nuestro estilo de vida y consumo de fármacos”, sostiene el médico.

fuente: msn.

compartimos el articulo en las redes?


¿Qué te ha parecido el articulo?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid


MAS HISTORIAS QUE TE GUSTARAN

Ir arriba

.